¿Qué es la enfermedad de la Peyronie?

Se trata de un trastorno que se da en el órgano sexual masculino y que es causante de una curvatura excesiva.

Se conoce con enfermedad de Peyronie a un trastorno que se da en el órgano sexual masculino y que es causante de una curvatura excesiva. Esta desviación puede tener no solo consecuencias psicológicas, pues el pene se ve deformado, sino que puede llegar a provocar dolor durante las relaciones sexuales e incluso imposibilitarlas

La enfermedad de Peyronie o curvatura del pene se produce por una formación de tejido cicatricial, que recibe el nombre de placa, ubicada justo debajo de la piel del miembro masculino. Esta placa se acumula en la membrana elástica gruesa, que se conoce como túnica albugínea, que es la encargada de mantener el pene rígido durante las erecciones.

El desarrollo abundante de esta placa tira de los tejidos circundantes y provoca la curvatura del pene durante la erección. Pueden llegar a provocar dolor e incluso hacer que las relaciones sexuales sean difíciles o imposibles de consumar. Se puede ampliar la información sobre las soluciones a este trastorno con cirugía en Curvadepene.com, página especializada en la enfermedad de Peyronie.

¿QUÉ SÍNTOMAS PRESENTAN LOS AFECTADOS?

Los pacientes acuden a las consultas para una exploración tras haber notados una serie de síntomas. Es importante conocerlos y acudir a un especialista lo antes posible si se detecta alguna anomalía, ya que la enfermedad puede empeorar progresivamente hasta producir dolor o imposibilitar la relación sexual.

APARICIÓN DE TEJIDO CICATRICIAL

Es lo que se conoce como placa, haciéndose notar de manera notable debajo de la piel del pene, su apariencia visible es la de unos bultos planos o una banda de tejido duro apreciable al tacto.

Curvatura pronunciada del pene y acortamiento

Aunque algunos miembros masculinos son ligeramente curvados, estos no tienen por qué presentar ninguna enfermedad, esta inclinación curva generalmente es suave y hacia arriba. Sin embargo, una curvatura pronunciada del pene, hacia abajo o hacia un lado, son los signos más notables de este trastorno.

Otro síntoma más es la posibilidad de que el pene se acorte como resultado de sufrir la enfermedad de Peyronie.

PROBLEMAS DE ERECCIÓN Y DOLOR

Este incómodo problema en el órgano sexual masculino, en la mayoría de las ocasiones causa problemas de erección, tanto para lograrlas como para mantenerlas en el tiempo y conseguir con ello relaciones sexuales satisfactorias. Es lo que se conoce como disfunción eréctil y afecta a un alto porcentaje de hombres.

Muchos pacientes manifiestan sentir dolor en el pene, con o sin erección.

Deformidades del pene

Por otro lado, aunque en menor proporción, la enfermedad de Peyronie no siempre se presenta con una curvatura del pene, sino que puede sufrir otro tipo de deformidades como por efecto de este trastorno. El miembro masculino también puede sufrir cuando está erecto un estrechamiento, hendiduras o tomar la forma de un reloj de arena, provocada por una banda ajustada de placa alrededor del cuerpo del pene.

DIAGNÓSTICO

Ante cualquiera de los síntomas mencionados son anterioridad, cobra gran importancia el acudir a un especialista para que lleve a cabo una revisión y realice un diagnóstico. Una exploración física habitualmente es suficiente para localizar la presencia de tejido cicatricial en el pene y, de este modo, diagnosticar con acierto la mencionada y temida enfermedad de Peyronie. Solo en raras ocasiones otras afecciones pueden causar los mismos síntomas, no obstante, se hace necesario descartarlas para que el diagnóstico sea preciso.

Estas son las acciones que se incluyen en un examen físico para diagnosticar este tipo de mal relacionado con el miembro sexual masculino.

Exploración física

El médico examinará el pene sin erección para localizar donde se encuentra tejido cicatricial y la cantidad de placa. Así mismo, medirá la longitud del pene del paciente para llevar un control en caso de que la enfermedad esté empeorando y en futuras visitas se pueda comprobar que se ha producido un acortamiento.

Es posible que el médico le pida al paciente que le lleve a la consulta fotos tomadas en casa del pene erecto para observar la curvatura que adopta en estas circunstancias. Así, el especialista será capaz de determinar el grado de curvatura, así como la ubicación exacta del tejido cicatricial, información que ayuda a determinar cuál es el tratamiento más adecuado.

Ecografía

Por último, es posible que el especialista solicite otras pruebas para examinar el pene en estado erecto. Para llevarlas a cabo, el paciente recibe una inyección en su órgano sexual que provocará la erección de forma artificial.

La prueba más solicitada en estas ocasiones es la ecografía. Con este registro se permite mediante el uso de ondas sonoras obtener imágenes de los tejidos blandos del pene y así comprobar la presencia o la ausencia de tejido cicatricial, el flujo sanguíneo hacia el pene y cualquier otra anomalía que pueda presentarse.

mundiario.com