Síntomas y causas de la infección de la vejiga – adultos

¿Cuáles son los síntomas de una infección de la vejiga?

Los síntomas de una infección a la vejiga incluyen:

  • sensación de ardor al orinar
  • necesidad frecuente o intensa de orinar, incluso cuando tiene poca orina

Obtenga atención inmediata

Si tiene síntomas de una infección de la vejiga, consulte de inmediato a un profesional de la salud, especialmente si tiene dolor intenso en la espalda cerca de las costillas o en la parte baja del abdomen, así como vómitos y náuseas, fiebre u otros síntomas que puedan indicar una infección de los riñones.

Las infecciones de los riñones con frecuencia son muy dolorosas y pueden causar problemas graves de salud, por lo que es mejor obtener tratamiento lo antes posible.

¿Qué causa una infección de la vejiga?

La mayoría de las veces una infección de la vejiga es causada por bacterias que normalmente se encuentran en el intestino. La vejiga tiene varios sistemas para prevenir la infección. Por ejemplo, por lo general, al orinar se expulsan las bacterias antes de que lleguen a la vejiga. A veces el cuerpo no puede luchar contra las bacterias y las bacterias causan una infección. Lea las razones por las que puede correr riesgo de tener una infección urinaria.

¿Cómo se diagnostica una infección de la vejiga?

Los profesionales de la salud se basan en su historia médica, un examen físico y pruebas para diagnosticar una infección de la vejiga.

Un profesional de la salud le preguntará si tiene antecedentes de problemas de la salud que lo hacen más propenso a cualquier tipo de infección urinaria. Durante el examen físico, el profesional de la salud le preguntará acerca de sus síntomas.

¿Qué pruebas usan los profesionales de la salud para diagnosticar una infección de la vejiga?

Los profesionales de la salud suelen hacer un análisis de una muestra de su orina para diagnosticar una infección de la vejiga. En raras ocasiones, también pueden pedir otra prueba para revisar las vías urinarias.

Pruebas de laboratorio

Análisis de orina. Se le pedirá que obtenga una muestra de orina en un recipiente especial en el consultorio médico o un laboratorio. Un profesional de la salud analizará la muestra para bacterias y glóbulos blancos, que el cuerpo produce para combatir infecciones. Las bacterias también se pueden encontrar en la orina de personas sanas, por lo que una infección de la vejiga se diagnostica basada tanto en los síntomas como en las pruebas de laboratorio.

Cultivo de orina. En algunos casos, se pueden necesitar un cultivo de su orina para ver qué tipo de bacteria está causando la infección. No siempre es necesario hacer un cultivo de orina, pero en ciertos casos puede ser importante, como cuando se tienen infecciones repetidas o ciertos problemas médicos. Los resultados del cultivo de orina toman un par de días y ayudan a determinar el mejor tratamiento para usted.

Imágenes y otras pruebas

Si usted tiene infecciones repetidas de la vejiga o tiene una infección complicada, el médico puede pedir pruebas de imágenes para poder verle las vías urinarias. Una infección urinaria complicada es una infección relacionada con ciertos problemas adicionales, como una piedra en los riñones o un problema estructural en las vías urinarias. Lea más sobre las pruebas de imágenes para las vías urinarias.

Los médicos pueden hacerle una cistoscopia para mirar dentro de la uretra y la vejiga. Durante la cistoscopia, los médicos usan un instrumento similar a un tubo llamado cistoscopio para ver si tiene hinchazón, enrojecimiento u otras señales de infección, además de problemas estructurales que pueden estar causando la infección.

Los médicos también pueden hacerle pruebas urodinámicas, que son cualquier procedimiento que demuestre cómo la vejiga, esfínteres y uretra están almacenando y liberando la orina.

¿Cómo se trata una infección de la vejiga?

Si usted tiene una infección de la vejiga causada por bacterias, es probable que un profesional de la salud le recete antibióticos NIH external link. Si el diagnóstico no es seguro, basándose en sus síntomas o en los resultados de las pruebas de laboratorio, es posible que no necesite antibióticos. En ese caso, el profesional de la salud buscará la causa y el mejor tratamiento para sus síntomas.

Medicinas

El antibiótico que le receten se basa en el tipo de bacteria que está causando la infección y en cualquier alergia que usted pueda tener a los antibióticos.

La duración del tratamiento depende de:

  • la gravedad de la infección
  • si los síntomas y la infección desaparecen
  • si tiene infecciones repetidas
  • si tiene problemas en las vías urinarias

Los hombres pueden necesitar tomar antibióticos por períodos más largos porque las bacterias pueden pasar a la próstata, que rodea la uretra. Las bacterias pueden esconderse adentro del tejido prostático.

Siga las indicaciones de su médico cuidadosamente y totalmente al tomar antibióticos. Aunque usted sienta alivio de sus síntomas, asegúrese de tomar el antibiótico completo.

Si es necesario, un profesional de la salud puede recetarle otras medicinas para aliviar cualquier dolor o molestia causada por la infección de la vejiga.

Tratamientos en casa

Beba muchos líquidos y orine con frecuencia para sanarse más rápido. Lo mejor es beber agua. Hable con un profesional de la salud si no puede beber muchos líquidos debido a otros problemas de salud, como incontinencia urinaria, frecuencia urinaria, falla de los riñones, o insuficiencia cardíaca.

Use una almohadilla eléctrica para aplicar calor en su espalda o abdomen. Esto puede ayudarle a controlar el dolor de una infección de los riñones o de la vejiga.

Investigaciones

Los investigadores están estudiando formas de tratar o prevenir las infecciones de la vejiga sin la necesidad de tomar antibióticos. Las bacterias que causan estas infecciones pueden volverse más fuertes y difíciles de combatir cuando una persona toma antibióticos repetidamente. Los enfoques alternativos incluyen probióticos, estrógenos NIH external link vaginales y la “espera vigilante” (es decir, esperar y ver el progreso). Hable con su profesional de la salud sobre cualquier tratamiento para una infección de la vejiga antes de empezar, incluso si son remedios caseros y suplementos. Algunos suplementos pueden tener efectos secundarios o reaccionar mal con otras medicinas que toma.

¿Cómo puedo prevenir una infección de la vejiga?

Cambie algunos de sus hábitos diarios y formas de su estilo de vida. Esto puede ayudarle a prevenir infecciones repetidas de la vejiga.

Beba suficiente líquido

La mayoría de las personas debe tratar de beber de seis a ocho vasos de 8 onzas (o aproximadamente 237 mililitros) de líquidos al día. Hable con un profesional de la salud si no puede beber esta cantidad debido a otros problemas de salud, como incontinencia urinaria, frecuencia urinaria o insuficiencia cardíaca o falla de los riñones.

Sea consciente de sus hábitos para ir al baño

Tómese el tiempo suficiente para vaciar completamente la vejiga al orinar, no se apure. Orine después de tener relaciones sexuales para eliminar las bacterias que pueden haber entrado a la uretra durante las relaciones sexuales. Límpiese el área de los genitales antes y después de haber tenido relaciones sexuales.

Si es mujer, límpiese de adelante hacia atrás, especialmente después de una deposición, para evitar que las bacterias entren en la uretra.

Use ropa suelta

El uso de ropa interior de algodón y ropa suelta permite que el aire pueda mantener seca el área alrededor de la uretra.

Considere cambiar de método anticonceptivo si tiene infecciones repetidas de la vejiga
Si tiene problemas con infecciones frecuentes de la vejiga, hable con un profesional de la salud sobre el método anticonceptivo que usa. Considere la posibilidad de cambiar a una nueva forma de anticonceptivo si utiliza diafragmas, preservativos sin lubricación o espermicida, ya que estos pueden aumentar su probabilidad de tener una infección de la vejiga. Considere el uso de condones lubricados sin espermicida o lubricantes sin espermicida.

niddk.nih.gov

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *